Autor de la página web

Autor de la página web

Ramón Jesús Deutor Ruiz (Raperiq)
Información sobre el autor

Ramón Jesús Deutor Ruiz - CONTACTO: ramondeutor@gmail.com 638-934419

LA CRIA

En primer lugar, debemos de considerar la ubicación del aviario como uno de los factores principales para desarrollar una buena cría. Debe de ser un lugar tranquilo donde las parejas estén alejadas de los factores de estrés y donde puedan llevar a cabo la cría sin que nadie ni nada los moleste. No podemos obviar la importancia del tiempo del que dispone el criador, ya que deberá de aportar una gran dedicación para preparar a diario la pasta de cría, estar pendiente de los nidos, llevar un control exhaustivo de las puestas, limpieza de jaulas y accesorios, así como del aviario, etc.

Debemos de comenzar con una buena preparación para la cría, donde en dosis de profilaxis (preventiva) deberemos aportar durante 3/4 semanas algunos medicamentos preventivos para evitar enfermedades como hongos, coccidiosis, colibacilosis, etc. Esta etapa suele realizarse durante los meses de Noviembre y Diciembre, debiendo asimismo aportar en dosis recomendadas vitamina E a los machos y AD3E a las hembras para ayudarlos a entrar en celo.

Llega la hora del emparejamiento, se suelen acoplar las parejas en dos tipos de jaulas, una jaula de 40, 50 o 60 cm. para una pareja, o bien un jaulón de 1 metro separado por la mitad para dos parejas.

Es importante el hecho de que antes de juntarlos, estén unos 10/15 días viéndose teniendo por medio un separador de rejilla, lo que ayudará bastante al encelamiento de las parejas.

Una vez juntos, deben de tener a su disposición el nido y pelote para realizarlo.

La edad de los progenitores deberá ser al menos de 10 meses para que estén en disposición de criar.

El aviario deberá de tener una temperatura agradable, apartado de corrientes de aire y evitando en lo posible mantener ventanas abiertas, salvo en momentos puntuales para ventilar el aviario.

Hay criadores que alargan las horas de luz y ponen calefacción para adelantar el celo a las aves, yo particularmente no soy partidario de hacerlo, ya que me gusta que la cría se desarrolle conforme a las normas de la naturaleza, por lo que normalmente no junto las parejas hasta mediados del mes de Febrero.

Antes de juntar las parejas debemos proceder a una buena revisión de los progenitores en cuanto a uñas y pico, debiendo recortarlos para evitar la ruptura de huevos con las uñas, y que con los picos más largos de lo normal no se produzca el embuche de los polluelos de forma satisfactoria.

Lo normal es que se produzca el acoplamiento correctamente y que a los pocos días comiencen a depositar briznas de pelote en los nidos hasta que estén completamente terminados. Llega el momento de la puesta, es interesante durante la misma ir cambiándole a diario los huevos por otros de plástico, y al cuarto huevo juntarlos todos, esto hará que los polluelos nazcan sin diferencia de días evitando que los más pequeños fallezcan por la preferencia de los padres a alimentar más a los polluelos mayores.

Se deberá de suministrar una buena pasta de cría a diario para el embuche de los polluelos, yo particularmente le añado a la pasta semilla germinada, un complemento vitamínico, probiótico y ajo en polvo y orégano, aunque en estos casos "cada maestrillo tiene su librillo", asimismo, es imprescindible durante la época de cría (aunque también durante todo el año) suministrar agua limpia diariamente y como he comentado anteriormente, mantener pulcro y limpio el aviario para evitar enfermedades.

Una vez terminada la puesta, a los trece días nacerán los polluelos. Estos nacen casi por completo sin plumas, las cuales se irán desarrollando con el paso de los días. Durante el desarrollo de los mismos, se deberá de suministrar además de la pasta de cría, frutas y verduras para ayudarles en su crecimiento, la manzana, la lechuga sin abusar de ella, el brócoli, la coliflor y el calabacín son un extraordinario aporte en la alimentación de las crías.

A los 8/9 días dependiendo de lo crecidos que estén se procederá al anillado de los polluelos, no demasiando pequeños para evitar que la anilla tenga mucha holgura y se caiga o los padres puedan extraérsela confundiéndola con excrementos.

Una vez que los pollos abandonen el nido habrá que retirar el mismo poniendo un nido nuevo limpio y desinfectado y separar a los mismos de los padres, los cuales estarán tranquilos para una nueva nidada a la vez que los alimentarán a través de la rejilla. Desde ese momento habrá que suministrarle pasta de cría, fruta y verdura a los pollos, los cuales comenzarán a comer por sí solos a los pocos días.

Hay que resaltar en cuanto a la alimentación que la pasta de cría, las frutas y las verduras son un complemento a la alimentación normal, no debiendo de faltarles la alimentación base compuesta de alpiste, mixtura o pienso, según las normas de cada criador.
Correo electrónico
Contraseña
Pie de la página web
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one